Las guías de práctica clínica de menor calidad y con conflictos de intereses son más proclives a recomendar suplementos de vitamina D

Photo by Nicolas Solerieu on Unsplash
Cochrane Iberoamérica | jueves, 4 de noviembre de 2021

El uso de suplementos de vitamina D es un tema controvertido en el campo de la salud, en particular en la “salud de los huesos” y la prevención de la osteoporosis. Mientras algunos investigadores e instituciones alertan de una epidemia de carencia de vitamina D en la población general, otros cuestionan esta afirmación y argumentan que hay un sobrediagnóstico de carencia de vitamina D y una medicalización de un falso problema de salud.

El debate parece enquistado porque ambas posiciones encuentran argumentos en la literatura científica. La abundancia de investigación, lejos de aclarar la cuestión, parece enredarla. ¿Cómo desenredarla? Un grupo de investigadores, algunos de ellos del CIBERESP en el Centro Cochrane Iberoamericano y el IIB-Sant Pau, han realizado una revisión sistemática de la calidad de las guías de práctica clínica sobre la vitamina D, el contenido de sus recomendaciones y los posibles factores pudieran explicar la recomendación o no de suplementos de vitamina D en la población general.

Los autores de esta revisión, publicada en el International Journal of General Practice, han observado que las guías de más baja calidad y las menos claras en relación con los conflictos de intereses son las que proporcionan recomendaciones más intervencionistas. Estas guías son las herramientas que habitualmente utilizan los profesionales de la salud para orientar su práctica clínica. No obstante, las guías clínicas a menudo incluyen mensajes diferentes e incluso contradictorios sobre un mismo tema, como es el caso de la suplementación de vitamina D.

Tras revisar las guías clínicas sobre la vitamina D de la última década, los autores encontraron que en la mayoría de los casos su calidad es baja o mejorable. Asimismo, encontraron que sus recomendaciones son muy variables: de las 34 guías revisadas, el 44,1% recomiendan la suplementación con vitamina D, el 26,5% la sugieren y el 29,4% no recomiendan esta suplementación.

“Los gestores sanitarios, los médicos y los pacientes deben ser conscientes de que es más que probable que las guías de menor calidad y aquellas que informan conflictos de intereses promuevan la suplementación con vitamina D”, destacan los autores de esta revisión en las conclusiones del artículo. Y añaden: “Las organizaciones que emiten recomendaciones deberían mejorar la calidad del desarrollo de estas y la gestión de los conflictos de intereses. Los usuarios y editores deben conocer estos hallazgos al usar y evaluar las guías”.

“El hecho de que exista tal variabilidad denota la falta de evidencia de dicha intervención, por lo que no parece adecuado sustentar una recomendación si no están claros sus beneficios”, sostiene el investigador Pablo Alonso, uno de los autores principales del estudio. Organismos como la US Preventive Services Task Force, que elaboran guías de gran calidad, se muestran contrarios a la suplementación de Vitamina D en adultos sanos y a la determinación rutinaria de sus niveles en sangre. En contra de dichas actuaciones se posiciona igualmente, en nuestro entorno, el Ministerio de Sanidad.

El problema en la atención primaria

Este problema es especialmente relevante en el ámbito de la atención primaria, según dos de los autores del estudio, David Fraile Navarro y Alberto López García-Franco, del Centro de Salud Mendiguchia Carriche de Leganés (Madrid), dada la cantidad de determinaciones de niveles de vitamina D en sangre que se solicitan y el número de visitas que generan, con el consiguiente coste para el sistema sanitario. “Es de vital importancia reducir el número de intervenciones fútiles, sobre todo cuando no hay una evidencia clara de beneficio para el paciente y cuando su práctica afecta a un porcentaje cada vez mayor de población sana”, señalan.

Artículo de referencia

Fraile Navarro, D, López García-Franco, A, Niño de Guzmán, E, et al. Vitamin D recommendations in clinical guidelines: A systematic review, quality evaluation and analysis of potential predictors. Int J Clin Pract 2021; 00:e14805. https://doi.org/10.1111/ijcp.14805