Un nuevo trabajo evidencia la asociación entre la exposición residencial al radón y el riesgo de cáncer de pulmón

Mapa de concentración de radón en concellos de Galicia. Foto: Laboratorio de Radón de Galicia
USC | lunes, 10 de agosto de 2020

Investigadores del CIBERESP en la Universidad de Santiago de Compostela (USC) acaban de publicar un estudio en Environmental Research, una de las revistas más prestigiosas en epidemiología ambiental, que muestra un mayor riesgo de cáncer de pulmón asociado a la exposición residencial al radón y también con una relación lineal. La particularidad del trabajo, liderado por el profesor Alberto Ruano Raviña, radica en el tamaño de la muestra: 1.842 casos y 1.862 controles, con más de 3.700 participantes de diversos hospitales y comunidades autónomas, lo que lo sitúa como uno de los estudios más importantes en cuanto a tamaño sobre el radón y el cáncer de pulmón.

Los resultados indican la existencia de una relación lineal y estadísticamente significativa en la relación entre el radón y el cáncer de pulmón. Al mismo tiempo, los investigadores también identifican que el tabaco produciría una amplificación significativa del efecto, "así, un fumador podría casi multiplicar por 3 su riesgo de cáncer de pulmón (ya muy alto) si supera estar poco o muy expuesto al radón en su domicilio ”, aclara Alberto Ruano. Las personas expuestas a más de 200 Bq / m3 duplican su riesgo de cáncer de pulmón en comparación con aquellas en contextos inferiores a 50 Bq / m3 en su hogar. Para el profesor Ruano, "estos resultados indican la importancia del radón como factor de riesgo de cáncer de pulmón y la necesidad de implementar la directiva europea sobre radiaciones ionizantes, que ya debería estar en vigor desde febrero de 2018 en España". También ha destacado la importancia de poner en marcha iniciativas locales "ya que Galicia es la Comunidad Autónoma más afectada por este gas de origen natural".

El profesor de la USC también advierte que la magnitud del riesgo de la enfermedad por este gas es mucho menor que la asociada al tabaco. Eso sí, la primera recomendación para alguien con un alto nivel de radón en su hogar es no fumar "ni esa persona ni los ocupantes de la casa, ya que el riesgo se multiplica". Para el desarrollo del presente estudio, todos los detectores utilizados fueron revelados en el Laboratorio de Radón de Galicia, de la Facultad de Medicina de la USC, uno de los tres Laboratorios españoles acreditados por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para medir este gas en hogares.

La investigación ha sido financiada por varios estudios competitivos del Fondo de Investigación Sanitaria y de la Xunta de Galicia y forma parte de la tesis doctoral de la primera autora, María Lorenzo González, también dirigida por el profesor Xoan Miguel Barros Dios, director del Laboratorio de Radón de Galicia. El estudio forma parte del competitivo grupo de referencia de la Xunta de Galicia en Epidemiología y Salud Pública, coordinado por el profesor Ruano, y que, a su vez, forma parte del CIBERESP dentro del grupo de Adolfo Figueiras.

Artículo de referencia

Lung cancer risk and residential radon exposure: A pooling of case-control studies in northwestern Spain. https://doi.org/10.1016/j.envres.2020.109968