Analizan el primer brote de COVID-19 en España y las medidas para controlarlo

Investigadoras del CIBERESP en el ISCIII - Centro Nacional de Epidemiología
CIBER | lunes, 1 de junio de 2020

Investigadoras del CIBERESP en el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, han participado en un nuevo trabajo que analiza el primer brote de COVID-19 en España. Noemí López-Perea, Rosa Cano Portero y Laura Herrera-León han publicado sus resultados en International Journal of Infectious Diseases junto a especialistas del Centro Nacional de Micobiología del ISCIII, del Servicio Canario de Salud y de otras instituciones europeas.

El brote, que tuvo lugar a finales de febrero en un hotel de Tenerife, en las Islas Canarias, afectó a ocho turistas de distintas nacionalidades allí alojados. El primer caso se confirmó el 24 de febrero y las autoridades de salud pública decidieron poner en cuarentena a todos los huéspedes del hotel. Las especialistas explican que “Tanto la investigación como el control del brote fueron un reto. Instaurar la cuarentena en el hotel conllevó tener que resolver y dar respuesta a distintas situaciones legales y el hecho de que la gran mayoría de los huéspedes del hotel fueran extranjeros, complicó aún más las medidas”.

Las investigadoras del CIBERESP analizan en este trabajo cómo fueron las medidas de intervención que permitieron controlar el brote: la rápida intervención para poner en cuarentena el hotel; el hospital de campo que se estableció fuera del hotel para trabajar en estrecha colaboración con el personal y los huéspedes y así controlar sus síntomas y mantener una línea directa de comunicación; la estrecha colaboración entre el hospital de campo, los hospitales de la isla y las autoridades de salud pública; y, finalmente, las recomendaciones específicas proporcionadas a otros hoteles con información a los huéspedes sobre cómo actuar si iniciaban síntomas de COVID-19.

Las conclusiones de este trabajo apuntan a que la cooperación del personal del hotel fue clave, ya que el mantenimiento de los servicios de comidas, limpieza y entretenimiento a los huéspedes en cuarentena mejoró el estado de ánimo en el hotel, facilitando enormemente la cooperación de los huéspedes con los servicios de salud pública. Asimismo, las especialistas concluyen que debido a la naturaleza internacional de los huéspedes en el hotel, si no se hubieran tomado estas medidas, podría haberse provocado un aumento de la difusión internacional de la enfermedad.

Artículo de referencia

Management of a COVID-19 outbreak in a hotel in Tenerife, Spain Andreas Hoefer, Despina Pampaka, Eva Rivas Wagner, Araceli Alemán Herrera, Eduardo García-Ramos Alonso, Noemí López-Perea, Rosa Cano Portero, Laura Herrera-Leóna, Silvia Herrera-León, Domingo Núñez Gallo https://www.ijidonline.com/article/S1201-9712(20)30354-4/pdf