Desarrollan un método in vitro muy sensible para detectar un hongo oportunista que provoca una neumonía grave

Los investigadores Andrés Moya, Nicole Stephanía Pesantes y Susana Ruiz
FISABIO | miércoles, 2 de septiembre de 2020

Investigadores del CIBERESP en la Fundación Fisabio han desarrollado un método in vitro muy sensible y rápido para el diagnóstico de la infección por Pneumocystis jirovecii. En su desarrollo ha participado asimismo la Universitat de València, el Servicio Andaluz de Salud, la Universidad de Chile y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV, México)

Se trata de uno de los hongos oportunistas (con el término oportunista se denomina a aquellos microorganismos que se aprovechan de un sistema inmune debilitado) más importantes, causante de una neumonía grave con una alta tasa de mortalidad.

El sistema, inventado por los investigadores/as de Fisabio y CIBERESP Andrés Moya, Susana Ruiz y Nicole Stephanía Pesantes Sáenz, consiste en un kit que contiene los reactivos necesarios para llevar a cabo la detección del patógeno mediante PCR en tiempo real.

Actualmente, el método más utilizado en el laboratorio para detectar la neumonía causada por este patógeno es la técnica de PCR anidada. Sin embargo, tal y como resalta Andrés Moya, jefe de grupo del CIBERESP, investigador del Área de Genómica y Salud de Fisabio y catedrático de la UV, “la apertura de los tubos entre las dos rondas de PCR, aumenta la posibilidad de contaminación y así también la de falsos positivos. Además, la obtención de un resultado fiable puede demorarse entre 8-10 horas. Por esta razón, una PCR de ciclo único es preferible que una PCR anidada en laboratorios, particularmente clínicos”.

 “Una PCR a tiempo real- añade el Prof. Moya- aplicada a extractos procedentes de muestras clínicas permite la obtención de un resultado mucho más rápido (entre 1-2 horas) y fiable, ya que la posibilidad de contaminación se reduce. Por otro lado, esta técnica permite la cuantificación del patógeno. Una PCR a tiempo real, además, es más sensible que una convencional”.

Para desarrollar este método, el equipo investigador utilizó 54 tejidos pulmonares obtenidos de autopsias de lactantes fallecidos por muerte súbita en Chile.

La neumonía que causa el hongo Pneumocystis jirovecii representa un grave problema, principalmente en pacientes inmunodeprimidos infectados por VIH.

Además, también juega un papel importante en la patogenia de la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), que es la cuarta causa de mortalidad en el mundo; y también en el síndrome de distrés respiratorio neonatal, principal causa de morbimortalidad en niños prematuros.

Este sistema de detección ha sido registrado recientemente en la Oficina Española de Patentes y Marcas bajo la titularidad de la Fundació FISABIO (que posee el 55% de la misma), la Universitat de València, el Servicio Andaluz de Salud, la Universidad de Chile y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Ciudad de México).

“Buena parte de estas instituciones –resalta el prof. Moya-  formaban parte de la Red Iberoamericana CYTED para el estudio de Pneumocystis, contando con expertos tanto en la clínica como en la investigación básica y métodos de detección del patógeno y gozando de una excelente coordinación. Ha sido un largo periplo que ha llegado a buen puerto porque ahora contamos con un procedimiento muy fiable para la rápida detección del hongo, con unas evidentes implicaciones clínicas, particularmente en países latinoamericanos”.