INMA: «Aumento de peso durante el embarazo y contaminación de los bebés»

Proyecto INMA | lunes, 20 de junio de 2022

Todos los bebés llegan al mundo con una carga de contaminantes que proviene de los acumulados en el cuerpo de su madre. Se ha observado que, además de la carga de contaminación materna, uno de los factores que influye en esta transferencia es la ganancia de peso gestacional. En un artículo publicado este año en Environmental Research por CIBERESP, IDAEA-CSIC, ISGlobal y Biodonostia se describe que en los casos de poco aumento de peso se encuentra una mayor concentración de contaminantes organoclorados en el calostro. El aumento de peso recomendado es el indicado por el Instituto de Medicina de USA (IOM) y depende del índice de masa corporal al inicio del embarazo. Se trata de valores de 12.6-18 kg, 11.25-15.75 kg, 6.75-11.25 kg y 4.94-9.0 kg de ganancia en todo el embarazo para madres con índice bajo, normal, sobrepeso u obesidad, respectivamente.

El estudio descrito se ha realizado a partir de las cohortes INMA (Infancia y Medio Ambiente) de los hospitales de referencia de Sabadell y Gipúzcoa, donde se recogieron 376 muestras emparejadas de sangre venosa materna y calostro (leche materna inicial después del parto). La ganancia de peso gestacional se calculó con varios criterios distintos que no comportaron cambios importantes en la significación estadística de los resultados. También se recogieron datos individuales y socioeconómicos de las madres (nivel educativo, clase social, consumo de tabaco, lactancia materna anterior, lugar de nacimiento) para eliminar posibles factores de confusión en la dependencia de esta ganancia de peso.

Las concentraciones de los compuestos orgánohalogenados en las madres estudiadas eran comparables a las habituales en otras poblaciones de zonas no contaminadas en épocas equivalentes. Tanto en el caso de las concentraciones de los compuestos orgánohalogenados en sangre de cordón como calostro se observó, en general, que a menor incremento de peso se encontraban concentraciones más altas de estos compuestos, concretamente los policlorobifenilos, y el 4,4′- DDE, que es un metabolito del DDT. El uso de estos compuestos hace tiempo que se prohibió, pero todavía están presentes en la práctica totalidad de los seres humanos debido a su persistencia.

Las medias de las proporciones de compuestos organohalogenados en calostro:serum correlacionaban significativamente con propiedades fisico-químicas como el coeficiente de partición octanol-agua (Kow), a mayor coeficiente mayor cantidad relativa en calostro. Este hecho es coherente con cambios de niveles de grasa durante el embarazo que influye en la movilización de estos contaminantes.

Otras propiedades como el peso molecular también mostraron una coherencia notable con la relación media de compuestos orgánohalogenados en la relación calostro:serum. Esto sugiere que el tamaño molecular también puede modificar la capacidad de transporte de estos contaminantes debido a la permeabilidad de las membranas.

Los resultados de este estudio indican que el aumento de peso gestacional influye en la acumulación de compuestos organohalogenados en el calostro. Las recomendaciones del IOM para este aumento de peso pueden tener valor clínico en atención primaria, porque proporcionan una guía para reducir las concentraciones de compuestos organohalogenados en los bebés.

Artículos de referencia:

Grimalt JO, Garí M, Santa-Marina L, Ibarluzea J, Sunyer J. Influence of gestational weight gain on the organochlorine pollution content of breast milk. Environ Res. 2022 Jun;209:112783. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35074353/ 

IOM. http://iom.edu/Reports/2009/Weight-Gain-During-Pregnancy-Reexamining-the-Guidelines