INMA: «Estrés crónico en preadolescentes: contexto escolar, bullying y conductas de riesgo»

Proyecto INMA | viernes, 28 de octubre de 2022

Un estudio dentro del proyecto INMA investigó la influencia del ambiente escolar y el acoso escolar en la concentración de cortisol en el cabello. La concentración de cortisol en el cabello es un biomarcador útil del estrés a largo plazo.

Se trata del primer estudio que muestra la asociación de diferentes roles que los niños y niñas pueden asumir en un contexto de bullying con la concentración de cortisol. El equipo de investigación apunta que este trabajo “permite obtener una comprensión más profunda de la relación entre los estresores escolares y la función neurofisiológica”. Además, abogan por programas de prevención e intervención que “puedan modificar las respuestas fisiológicas individuales al estrés y reducir los efectos del estrés sobre la salud”.

Aunque el estrés agudo puede ser beneficioso y adaptativo, se cree que el estrés crónico es perjudicial para diferentes parámetros de salud, incluida la respuesta al estrés. El bullying, definido como un tipo de conducta agresiva que se da en el ámbito escolar, ha sido identificado como una de las principales fuentes de estrés entre niños/as/es y adolescentes. La asociación entre el bullying y los niveles de cortisol, un indicador de estrés crónico, se ha explorado en algunos estudios y los resultados no fueron consistentes.

El objetivo principal del estudio fue determinar si el acoso escolar, junto con otros factores relacionados con la escuela (es decir, problemas con los compañeros/as/es, el entorno escolar y el rendimiento académico) podría predecir el estrés crónico en los preadolescentes. El equipo consideró si las conductas de riesgo y el sexo pueden modificar esta asociación. En la visita de los 11 años se incluyeron un total de 659 niños/as/es de Gipuzkoa y Sabadell. Las concentraciones de cortisol se midieron en mechones de cabello de 3 cm, para reflejar el estrés crónico de los últimos 3 meses. Haber experimentado bullying en los últimos 2 meses se estimó utilizando el Cuestionario validado de víctima de bullying de Olweus. Otras variables ambientales y de comportamiento, incluido el entorno escolar, los problemas con los compañeros/as/es, la toma de decisiones arriesgadas y el rendimiento académico, se registraron mediante cuestionarios en la visita de los 11 años. Los resultados sugieren que estar involucrado como acosador o víctima se relacionó con niveles más altos de cortisol y que una concentración más alta de cortisol se asoció con un comportamiento más arriesgado.

Artículo de referencia:

Babarro I, Ibarluzea J, Theodorsson E, Fano E, Lebeña A, Guxens M, Sunyer J, Andiarena A. Hair cortisol as a biomarker of chronic stress in preadolescents: influence of school context and bullying. Child Neuropsychol. 2022 Aug 28:1-18. doi: 10.1080/09297049.2022.2115991. Epub ahead of print. PMID: 36036166.