La herramienta UpPriority muestra su utilidad para priorizar la actualización de preguntas de las guías clínicas

lunes, 13 de septiembre de 2021

Un equipo de investigadores del CIBERESP en el Centro Cochrane Iberoamericano y el IIB San Pau, en colaboración con otros autores nacionales e internacionales, ha mostrado la utilidad de la herramienta UpPriority para identificar qué preguntas de las guías de práctica clínica (GPC) deben ser priorizadas para su actualización. Esta es la principal conclusión del artículo recién publicado en el Journal of Clinical Epidemiology, en el que también se destaca que la selección y formación de los evaluadores son aspectos clave para aplicar satisfactoriamente esta herramienta.

Las GPC pueden quedar desfasadas y perder su validez. La priorización de las preguntas de las GPC para su actualización puede garantizar que los recursos disponibles, siempre limitados, se inviertan en las áreas más relevantes para el sistema sanitario. UpPriority es una propuesta pragmática para determinar qué preguntas clínicas incluidas en una GPC necesitan ser actualizadas de forma preferente. La herramienta consta de seis ítems: 1) impacto de las recomendaciones desactualizadas sobre la seguridad, 2) disponibilidad de nueva evidencia relevante, 3) relevancia del contexto de la pregunta clínica, 4) aplicabilidad metodológica de la pregunta clínica, 5) interés de los usuarios y 6) impacto en el acceso a la atención médica. También incluye una guía detallada para aplicar la herramienta. 

Un total de 30 evaluadores han aplicado por primera vez UpPriority en cuatro GPC del Sistema Nacional de Salud español (sobre insuficiencia cardiaca crónica, distrofias hereditarias de retina, menopausia y glaucoma de ángulo abierto). El conjunto de las cuatro GPC incluía 107 preguntas que, después de aplicar la herramienta, fueron clasificadas como de prioridad alta (16 preguntas; 15%), prioridad media (47 preguntas; 43,9%) y prioridad baja (44 preguntas; 41,1%). Los expertos que han implementado UpPriority han tardado de media 3,8 horas en aplicarla y consideraron que la herramienta es útil.

La aplicación de UpPriority ha seguido un proceso de siete pasos: 1) establecimiento del grupo de trabajo para la implementación, 2) mapeo de las preguntas y recomendaciones de la GPC original, 3) desarrollo de un formulario para priorizar las preguntas, 4) evaluación de la prioridad de las preguntas según seis ítems, 5) cálculo y clasificación de la puntuación de prioridad, 6) decisión de las preguntas priorizadas para su actualización, y 7) desarrollo del informe de priorización. Finalmente, los investigadores evaluaron el proceso de implementación, la concordancia entre evaluadores y realizaron sugerencias de mejora.

“UpPriority es una herramienta rigurosa y transparente. Y con este trabajo mostramos que es fácil de usar y que puede aplicarse en un escenario real para identificar qué preguntas clínicas de una GPC se deben priorizar para su actualización”, señala Andrea Juliana Sanabria, primera autora del trabajo. La priorización de las preguntas es un paso importante para actualizar las GPC usando con eficiencia los recursos disponibles.

Artículo de referencia:

Sanabria AJ, Alonso-Coello P, McFarlane E, Niño de Guzman E, Roqué M, Martínez García L, et al. The UpPriority tool supported prioritization processes for updating clinical guideline questions. J Clin Epidemiol. 2021;139:149-159.
(Acceso libre hasta el 23.10.2021)