Las familias con un nivel socioeconómico más alto tienen más riesgo de estar expuestas a contaminantes químicos

Algunos productos de consumo, como los cosméticos, podrían explicar esta asociación | Imagen: ISGlobal
IsGlobal | martes, 14 de mayo de 2019

Una posición socioeconómica más alta se asocia con una mayor exposición a varios contaminantes químicos –como diversas sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), mercurio y arsénico– durante el embarazo y la infancia. Así lo concluyen investigadores del CIBERESP en el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por ”la Caixa”, en un nuevo estudio europeo que ha descrito la relación entre la posición socioeconómica de 1.300 mujeres embarazadas y sus hijos e hijas de 6 a 12 años y la exposición a 41 contaminantes químicos ambientales.

Hasta la fecha, diversos estudios han mostrado que existe una relación entre la posición socioeconómica –ingresos económicos, estatus social, empleo y educación– y el nivel de exposición a diversos riesgos ambientales, pero los resultados son variables: algunos apoyan y otros contradicen la hipótesis tradicional de que los grupos desfavorecidos son el grupo con más riesgo. Por ejemplo, otro estudio de ISGlobal ya mostraba que el nivel socioeconómico de las embarazadas determina los riesgos ambientales a los que se exponen, pero la naturaleza de la relación varía según el entorno urbano en el que viven.

La nueva investigación, que forma parte del Proyecto HELIX, se ha realizado a partir de las cohortes de nacimiento de seis países europeos –España, Francia, Grecia, Lituania, Noruega y Reino Unido–. Las y los investigadores recogieron muestras de orina y de sangre de las embarazadas y sus hijos e hijas para hallar las concentraciones medias de biomarcadores de los contaminantes químicos. Además, las madres rellenaron cuestionarios sobre su nivel educativo, laboral y de riqueza familiar.

Los resultados, que se han publicado en la revista International Journal of Hygiene and Environmental Health, indicaron que las mujeres embarazadas con un nivel socioeconómico más alto tenían un riesgo más elevado de exposición a diversas sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), mercurio, arsénico, varios fenoles y pesticidas, en comparación con las mujeres con niveles socioeconómicos más bajos. De forma similar, las niñas y niños de familias con una posición social más elevada tenían más riesgo de exposición a compuestos organoclorados, sustancias perfluoroalquiladas (PFAS), mercurio, arsénico y bisfenol A.

Por el contrario, en los niveles socioeconómicos más bajos, solo se encontró que había más riesgo de exposición en el caso del cadmio durante el embarazo y en los metabolitos del plomo y del ftalato en la infancia.

“Las posibles explicaciones de las asociaciones encontradas deben buscarse en las diferencias en la dieta, el hábito de fumar y el uso de productos de consumo, como los cosméticos, entre familias de diferentes posiciones socioeconómicas”, concreta Parissa Montazeri, investigadora de ISGlobal y primera autora de la publicación. Por ejemplo, fumar tabaco puede explicar parte de los niveles elevados de cadmio observados en mujeres con niveles socioeconómicos más bajos.

Martine Vrijheid, investigadora del CIBERESP en el ISGlobal (IP Jordi Sunyer) y coordinadora del estudio, destaca que “muchos de los contaminantes químicos estudiados son sospechosos de tener un impacto negativo en la salud infantil y adulta”. Los estudios también indican que estos efectos sobre la salud están influenciados por las desigualdades socioeconómicas. Por tanto, en futuros trabajos, “es importante que se analicen los impactos en la salud de los contaminantes ambientales teniendo en cuenta el rol de la posición socioeconómica”, añade.

Artículo de referencia:

Montazeri P, Thomsen C, Casas M, de Bont J, Haug LS, Maitre L, Papadopoulou E, Sakhi AK, Slama R, Saulnier PJ, Urquiza J, Grazuleviciene R, Andrusaityte S, McEachan R, Wright J, Chatzi L, Basagana X, Vrijheid M. Socioeconomic position and exposure to multiple environmental chemical contaminants in six European mother-child cohorts. Int J Hyg Envir Heal 2019; doi: 10.1016/j.ijheh.2019.04.002