La transmisión de la infección por COVID-19 de madre a hijo es posible, pero poco frecuente

Andrea Gaetano, Javier Zamora y Silvia Fernández han participado en este estudio internacional publicado en BMJ
CIBER | viernes, 18 de marzo de 2022

Investigadores del CIBERESP en la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, junto con el Centro Colaborador de la OMS para la Salud de la Mujer de la Universidad de Birmingham y un nutrido consorcio internacional, han publicado en British Medical Journal (BMJ) las conclusiones de un estudio tras analizar los datos de más de 14.000 recién nacidos de madres con COVID-19.

Globalmente, el 1,8% de los 14.271 recién nacidos resultaron positivo en las pruebas de detección, siendo esto más probable cuando las madres tenían COVID-19 grave o cuando el diagnóstico de la enfermedad fue después del parto. En el estudio también se concluye que los partos vaginales y la lactancia materna no aumentan el riesgo de que los recién nacidos den positivo en las pruebas del SARS-CoV-2 cuando sus madres tienen la infección.

Desde la Unidad de Bioestadística Clínica, el jefe de grupo del CIBERESP Javier Zamora, junto con las investigadoras Silvia Fernández y Andrea Gaetano, resaltan que éste es el primer estudio que utiliza la rigurosa metodología propuesta por la OMS para analizar la posible transmisión del virus de la madre al hijo mientras está en el útero materno, durante el parto o después de este.

Los padres y los profesionales sanitarios pueden estar tranquilos ya que sólo una proporción muy pequeña de los recién nacidos de madres con SARS-CoV-2 dan un resultado positivo en las pruebas de detección. También hay que resaltar a las madres el bajo riesgo de transmisión viral a través del parto vaginal, el contacto piel con piel y la lactancia materna, procedimientos que deben fomentarse, en cualquier caso. Los profesionales sanitarios y decisores deben ser conscientes de que los recién nacidos de madres con SARS-CoV-2 grave tienen más probabilidades de contagiarse, lo que pone de manifiesto la necesidad de adoptar medidas adecuadas para reducir el riesgo de transmisión viral en el periodo posnatal. Se debe seguir fomentando la vacunación durante el embarazo para prevenir la infección y la enfermedad grave en las mujeres embarazadas.

El equipo investigador seguirá analizando en esta revisión sistemática “viva” los nuevos estudios que se vayan realizando y a medida que se disponga de más evidencias actualizará sus conclusiones. En próximas actualizaciones se explorará también los efectos que las variantes del SARS-CoV-2 y la vacunación tienen en los recién nacidos.

Artículo de referencia:

Allotey JChatterjee SKew TGaetano AStallings EFernández-Garcí­a S et al. SARS-CoV-2 positivity in offspring and timing of mother-to-child transmission: living systematic review and meta-analysis doi:10.1136/bmj-2021-067696